miércoles, 4 de noviembre de 2009

Joaquin Sabina - Calle Melancolia

Un poco de egocentrismo...porque yo lo valgo y porque me gusta autoregalarme.

¿Qué regalarme a mis oidos en el día de mi onomástica? No me he reido ni na...iba a dedicarme una canción de Los Ronaldos...y resulta que ya me la regalé el año pasado..jope! que poco original soy con mi persona...jajajajajaja. Así que tras mucho reflexionar, y desear algo que realmente me guste y me emocione, me acorde de este tema. Triste? Melancólico? Pero siempre genial. Es un tema de mi vida. Es algo que tiene su larga historia. Es parte de mi existencia. Y hoy, sin dejar de echar la vista atrás, pero siempre mirando al frente, y con la frente bien alta, pues seguir caminando y comenzar un nuevo año. Lo cierto es que con el tiempo, el tema de cumplir años pasa a un segundo plano...pero ahí está. Espero que el optimismo que estos días me invade y me hace ser un poco más feliz se mantenga en mi mucho tiempo...ffffff (soplé mis velas).

Este tema del gran Sabina, que por cierto en breve publica nuevo disco, fue el comienzo de su carrera. Después de Inventario, Malas compañias con este corte como apertura. El documento videográfico es una joya: una actuación en directo de 1980. Ahí es nada. Joaquinito sin arrugas, con voz menos quebrada y menos heridas en la piel y en el alma. La canción...una fundamental.

Yo voy a celebrar mis taitantos tacos con los míos....mañana vuelvo...



"Como quien viaja a lomos de una yegua sombría,
por la ciudad camino, no preguntéis adónde.
Busco acaso un encuentro que me ilumine el día,
y no hallo más que puertas que niegan lo que esconden.

Las chimeneas vierten su vómito de humo
a un cielo cada vez más lejano y más alto.
Por las paredes ocres se desparrama el zumo
de una fruta de sangre crecida en el asfalto.

Ya el campo estará verde, debe ser Primavera,
cruza por mi mirada un tren interminable,
el barrio donde habito no es ninguna pradera,
desolado paisaje de antenas y de cables.

Vivo en el número siete, calle Melancolía.
Quiero mudarme hace años al barrio de la alegría.
Pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvía
y en la escalera me siento a silbar mi melodía.

Como quien viaja a bordo de un barco enloquecido,
que viene de la noche y va a ninguna parte,
así mis pies descienden la cuesta del olvido,
fatigados de tanto andar sin encontrarte.

Luego, de vuelta a casa, enciendo un cigarrillo,
ordeno mis papeles, resuelvo un crucigrama;
me enfado con las sombras que pueblan los pasillos
y me abrazo a la ausencia que dejas en mi cama.

Trepo por tu recuerdo como una enredadera
que no encuentra ventanas donde agarrarse, soy
esa absurda epidemia que sufren las aceras,
si quieres encontrarme, ya sabes dónde estoy.

Vivo en el número siete, calle Melancolía.
Quiero mudarme hace años al barrio de la alegría.
Pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvía
y en la escalera me siento a silbar mi melodía"

4 comentarios:

Ryoga dijo...

te has regalado una muy buena canción por tu cumple,muchas felicidades!

livy dijo...

Hola de nuevo, felicidades again.
Que contenta estoyyyyyyyyyyy, cómo me gusta el regalo que te has hecho a ti mismo, si es que aveces tienes un buen gusto que me da miedo,jajajajajaja.

Uno de los temas más emblemáticos de Sabina, que siempre es un placer para mi escucharlo. Hoy vamos a verlo no como un tema triste, sino como un canto de esperanza. Vivo en el número 7 calle melancolía, quiero mudarme hace años al barrio de la alegría..."algún día pillaré ese tren, mientras tanto silbo mi melodía".

Chapu, GRACIAS!!!!!!!
Un tirón de orejas que te envío.

$. M. K. dijo...

Cualquier tema de Sabina es un regalo para los oidos y más si es en dias señalados. Felicidades!

raúl dijo...

si es que... eres un sentimental! muchísimas felicidades amigo